Al probar un plan de recuperación, Site Recovery Manager puede crear una red de prueba que use para conectar las máquinas virtuales recuperadas. La creación de dicha red permite que la prueba se ejecute sin posibles interrupciones a las máquinas virtuales en el entorno de producción.

La red de prueba la administra su propio conmutador virtual, y en la mayoría de los casos, las máquinas virtuales recuperadas pueden usar la red sin tener que cambiar las propiedades de red como dirección IP, puerta de enlace, etc. Este tipo de red se usa seleccionando Auto al establecer los parámetros de configuración de red de prueba durante la creación de un plan de recuperación. Una red de prueba no abarca los hosts. Debe configurar una red de prueba para cada red que un plan de recuperación use durante la recuperación.

Debe recuperar todas las máquinas virtuales que deban interactuar entre sí en la misma red de prueba. Por ejemplo, si un servidor web accede a información de una base de datos, las máquinas virtuales de esa base de datos y ese servidor web deben recuperarse juntas en la misma red.

Una red de centro de datos es la que generalmente admite máquinas virtuales existentes en el sitio de recuperación. Puede seleccionar una red de centro de datos para usarla como red de prueba. Para usarla, las máquinas virtuales recuperadas deben cumplir con sus reglas de disponibilidad de dirección de red. Estas máquinas virtuales deben usar una dirección de red a la que el conmutador de la red pueda servir y enrutar, deben usar el host DNS y la puerta de enlace correctos, etc. Las máquinas virtuales recuperadas que usan DHCP pueden conectarse con esta red sin personalización adicional. Otras máquinas virtuales requieren pasos de personalización IP y de plan de recuperación adicionales para aplicar la personalización.