Access Point y las soluciones VPN genéricas son similares ya que ambos garantizan que el tráfico se reenvía a una red interna únicamente en nombre de usuarios con autenticación sólida.

Entre las ventajas de Access Point sobre la VPN se incluyen las siguientes:

  • Access Control Manager. Access Point aplica reglas de acceso automáticamente. Access Point reconoce las autorizaciones de los usuarios y las direcciones necesarias para conectarse internamente, que pueden cambiar rápidamente. Una VPN hace lo mismo, ya que la mayoría de las VPN permiten a un administrador configurar las reglas de conexión de red para cada usuario o grupo de usuarios individualmente. Al principio, esto funciona bien con una VPN, pero mantener las reglas necesarias exige un esfuerzo administrativo importante.

  • Interfaz de usuario. Access Point no modifica la clara interfaz de usuario de Horizon Client. Con Access Point, cuando Horizon Client se inicia, los usuarios autenticados se encuentran en sus entornos de View y tienen acceso controlado a sus escritorios y aplicaciones. En una VPN, es obligatorio configurar primero el software de la VPN y autenticar por separado antes de iniciar Horizon Client.

  • Rendimiento. Access Point está diseñado para maximizar la seguridad y el rendimiento. Con Access Point, PCoIP, HTML Access y los protocolos WebSocket están seguros sin necesidad de encapsulaciones adicionales. Las VPN se implementan como VPN SSL. Esta implementación cumple con creces los requisitos de seguridad y, con TLS habilitado, se consideran seguras, pero el protocolo subyacente de SSL/TLS está basado simplemente en TCP. Los protocolos actuales de vídeo remoto aprovechan los transportes basados en UDP sin conexión, por lo que sus ventajas de rendimiento pueden verse mermadas si deben utilizar un transporte basado en TCP. Esto no se aplica a todas las tecnologías de VPN, ya que las que también funcionan con DTLS o IPsec en lugar de SSL/TLS ofrecen un buen rendimiento con los protocolos de escritorio de View.