VMware vSphere® aprovecha la potencia de la virtualización para transformar los centros de datos en infraestructuras de computación en la nube simplificadas, lo que permite que las organizaciones de TI ofrezcan servicios de TI flexibles y confiables.

Los dos componentes principales de vSphere son VMware ESXi™ y VMware vCenter Server®. ESXi es el hipervisor. Las máquinas virtuales se ejecutan en un clúster de hosts ESXi que vCenter Server administra. En VMware Cloud on AWS, VMware se encarga de la mayor parte de la administración de los hosts ESXi y vCenter Server.

En un entorno de vSphere local, usted es el responsable de muchas de las tareas de administración de infraestructura del SDDC. En cambio, VMware Cloud on AWS le permite centrarse en crear, configurar y administrar máquinas virtuales, plantillas de máquinas virtuales y plantillas de OVF. VMware Cloud on AWS proporciona administración de recursos, autenticación y autorización, así como otras funciones en segundo plano.