La cantidad máxima de CPU virtuales que puede asignar a una máquina virtual es de 256. La cantidad de CPU virtuales depende del número de CPU lógicas en el host y del tipo de sistema operativo invitado instalado en la máquina virtual.

Tenga en cuenta las siguientes limitaciones:

  • Una máquina virtual no puede tener más CPU virtuales que la cantidad de núcleos lógicos del host. El número de núcleos lógicos es igual al número de núcleos físicos si el hiperproceso está deshabilitado, o dos veces más si no lo está.
  • Si una máquina virtual en ejecución tiene 128 CPU virtuales o menos, no puede usar la adición en caliente para aumentar aún más el número de CPU virtuales. Para cambiar el número de CPU virtuales de manera que supere ese límite, primero debe apagar la máquina virtual. Por el contrario, si una máquina virtual en ejecución ya tiene más de 128 CPU virtuales, puede utilizar la adición en caliente para aumentar hasta 256 el número de CPU virtuales.
  • La cantidad máxima de sockets de CPU virtuales que puede tener una máquina virtual es de 128. Si desea configurar una máquina virtual con más de 128 CPU virtuales, debe utilizar CPU virtuales de varios núcleos.
  • No todos los sistemas operativos invitados admiten Virtual SMP, y aquellos que lo admiten podrían aceptar menos procesadores de los que hay disponibles en el host. Para obtener más información sobre la admisión de Virtual SMP, consulte la guía de compatibilidad de VMware, en http://www.vmware.com/resources/compatibility.
  • Los hosts con hiperproceso podrían afectar el rendimiento de la máquina virtual, según cuál sea la carga de trabajo. La práctica recomendada es probar la carga de trabajo para determinar si se debe habilitar o deshabilitar el hiperproceso en los hosts.