Puede usar una asignación de dispositivos sin formato (RDM) para almacenar los datos de las máquinas virtuales directamente en un LUN de SAN, en lugar de almacenarlos en un archivo de disco virtual. Puede agregar un disco RDM a una máquina virtual existente o agregar el disco al personalizar el hardware de la máquina virtual durante el proceso de creación de la máquina virtual.

Al otorgarle a una máquina virtual acceso directo a un disco RDM, crea un archivo de asignación que reside en un almacén de datos de VMFS y que apunta al LUN. Si bien el archivo de asignación tiene la misma extensión .vmdk que los archivos de discos virtuales normales, el archivo de asignación solamente contiene información de asignación. Los datos del disco virtual se almacenan directamente en el LUN.

Durante la creación de la máquina virtual, se agregan un disco duro y una controladora SCSI o SATA a la máquina virtual de forma predeterminada, según el sistema operativo invitado que se seleccione. Si este disco no satisface sus necesidades, puede quitarlo y agregar un disco RDM al final del proceso de creación.

Requisitos previos

Procedimiento

  1. Haga clic con el botón derecho en una máquina virtual del inventario y seleccione Editar configuración.
  2. En la pestaña Hardware virtual, haga clic en el botón Agregar nuevo dispositivo y seleccione Disco RDM en el menú desplegable.
    Se abrirá el cuadro de diálogo Seleccionar LUN de destino.
  3. En el cuadro de diálogo Seleccionar LUN de destino, elija el LUN de destino para la asignación de dispositivo sin formato y haga clic en Aceptar.
    El disco aparecerá en la lista de dispositivos virtuales.
  4. Seleccione la ubicación del archivo de asignación.
    • Para almacenar el archivo de asignación con el archivo de configuración de la máquina virtual, seleccione Almacenar con la máquina virtual.
    • Para seleccionar una ubicación para el archivo de asignación, seleccione Examinar y, a continuación, seleccione la ubicación del almacén de datos para el disco.
  5. Seleccione un modo de compatibilidad.
    Opción Descripción
    Físico

    Permite que el sistema operativo invitado acceda al hardware en forma directa. La compatibilidad física resulta útil cuando se usan aplicaciones basadas en SAN en la máquina virtual. No obstante, no es posible clonar una máquina virtual con RDM de compatibilidad física, crear una plantilla a partir de ella ni migrarla si la migración implica realizar una copia en el disco.

    Virtual

    Permite que el disco RDM se comporte como un disco virtual, para que se puedan usar características como creación de instantáneas, clonación, etc. Cuando se clona el disco para crear una plantilla a partir de él, el contenido del LUN se copia en un archivo de disco virtual .vmdk. Cuando se migra un disco RDM en modo de compatibilidad virtual, es posible migrar el archivo de asignación a un disco virtual o copiar el contenido del LUN en un disco virtual.

  6. Acepte el nodo de dispositivo virtual predeterminado o seleccione uno diferente.

    En la mayoría de los casos, debe aceptar el nodo de dispositivo virtual predeterminado. Para un disco duro, resulta útil usar un nodo de dispositivo que no sea el predeterminado para controlar el orden de arranque o para tener distintos tipos de controladoras SCSI. Por ejemplo, es posible que desee realizar el arranque a partir de una controladora LSI Logic y compartir un disco de datos con otra máquina virtual que use una controladora BusLogic con la función de uso compartido de bus activada.

  7. (opcional) Si ha seleccionado el modo de compatibilidad virtual, seleccione un modo de disco para cambiar la manera en que las instantáneas afectan los discos.
    Los modos de discos no están disponibles para los discos RDM que usan el modo de compatibilidad física.
    Opción Descripción
    Dependiente Se incluyen discos dependientes en las instantáneas.
    Independiente (persistente)

    Los discos en modo persistente se comportan como los discos convencionales en el equipo físico. Todos los datos que se escriben en un disco en modo persistente se escriben de forma permanente en el disco.

    Independiente (no persistente)

    Los cambios en los discos en modo no persistente se descartan cuando se apaga o se restablece la máquina virtual. Con el modo no persistente, puede reiniciar la máquina virtual con un disco virtual en el mismo estado cada vez. Los cambios en el disco se escriben y se leen desde un archivo de registro de rehacer que se elimina al apagar o restablecer.

  8. Haga clic en Aceptar.