Puede agregar un disco duro virtual a una máquina virtual existente, o puede agregar un disco duro cuando personalice el hardware de la máquina virtual durante su proceso de creación. Por ejemplo, es posible que necesite proporcionar espacio de disco adicional para una máquina virtual existente con una gran carga de trabajo. Durante la creación de la máquina virtual, sería conveniente agregar un disco duro que esté configurado previamente como disco de arranque.

Durante la creación de la máquina virtual, se agregan un disco duro y una controladora SCSI o SATA a la máquina virtual de forma predeterminada, según el sistema operativo invitado que se seleccione. Si este disco duro no cumple con sus necesidades, se puede quitar y agregar uno nuevo al final del proceso de creación.

Si se agregan varios discos duros a una máquina virtual, podrá asignarlos a varias controladoras para mejorar el rendimiento. Para ver el comportamiento del nodo del bus y de la controladora, consulte Condiciones, limitaciones y compatibilidad de las controladoras de almacenamiento SCSI y SATA.

Requisitos previos

Procedimiento

  1. Haga clic con el botón derecho en una máquina virtual del inventario y seleccione Editar configuración.
  2. En la pestaña Hardware virtual, haga clic en el botón Agregar nuevo dispositivo.
  3. Seleccione Disco duro en el menú desplegable.
    El disco duro aparece en la lista de dispositivos de hardware virtual.
    Nota: Si el host en el que reside la máquina virtual tiene recursos PMem disponibles, puede colocar el nuevo disco duro en el almacén de datos PMem de host local.
  4. Expanda Nuevo disco duro y personalice la configuración del nuevo disco duro.
    1. Introduzca un tamaño para el disco duro y seleccione la unidad en el menú desplegable.
    2. En la Directiva de almacenamiento de máquina virtual, seleccione una directiva de almacenamiento o deje la directiva predeterminada.
    3. En el menú desplegable Ubicación, seleccione la ubicación del almacén de datos donde desea almacenar los archivos de máquina virtual.
    4. En el menú desplegable Aprovisionamiento de disco, seleccione el formato del disco duro.
      Opción Acción
      Mismo formato que el origen Permite usar el mismo formato que la máquina virtual de origen.
      Puesta a cero lenta con aprovisionamiento grueso Crea un disco virtual en un formato grueso predeterminado. El espacio necesario para el disco virtual se asigna durante la creación. Los datos que quedan en el dispositivo físico no se borran durante la creación, sino que se ponen a cero a petición más adelante, en la primera escritura de la máquina virtual.
      Puesta a cero rápida con aprovisionamiento grueso Permite crear un disco grueso que admita características de clúster, como Fault Tolerance. El espacio necesario para el disco virtual se asigna en el momento de la creación. En contraposición con el formato de puesta a cero lenta con aprovisionamiento grueso, los datos que quedan en el dispositivo físico se ponen a cero durante la creación. Es posible que crear discos en este formato demore más que la creación de otros tipos de discos.
      Aprovisionamiento fino Permite usar el formato de aprovisionamiento fino. Al principio, un disco con aprovisionamiento fino utiliza solo el espacio de almacén de datos que necesita inicialmente. Si más adelante el disco fino necesita más espacio, puede aumentar su tamaño hasta la capacidad máxima que tiene asignada.
    5. En el menú desplegable Recursos compartidos, seleccione un valor para la asignación de recursos compartidos al disco virtual. Como alternativa, puede seleccionar Personalizado e introducir un valor en el cuadro de texto.
      Recursos compartidos es un valor que representa la medición relativa para controlar el ancho de banda del disco. Los valores Bajo, Normal, Alto y Personalizado se comparan con la suma de todos los recursos compartidos de todas las máquinas virtuales en el host.
    6. En el menú desplegable Límite (E/S por segundo), personalice el límite superior de los recursos de almacenamiento que se deben asignar a la máquina virtual o seleccione la opción Sin límite.
      Este valor es el límite superior de las operaciones de E/S por segundo asignado al disco virtual.
    7. En el menú desplegable Modo de disco, seleccione un modo de disco.
      Opción Descripción
      Dependiente Se incluyen discos dependientes en las instantáneas.
      Independiente (persistente)

      Los discos en modo persistente se comportan como los discos convencionales en el equipo físico. Todos los datos que se escriben en un disco en modo persistente se escriben de forma permanente en el disco.

      Independiente (no persistente)

      Los cambios en los discos en modo no persistente se descartan cuando se apaga o se restablece la máquina virtual. Con el modo no persistente, puede reiniciar la máquina virtual con un disco virtual en el mismo estado cada vez. Los cambios en el disco se escriben y se leen desde un archivo de registro de rehacer que se elimina al apagar o restablecer.

    8. En Nodo de dispositivo virtual, seleccione un nodo de dispositivo virtual o deje el predeterminado.

      En la mayoría de los casos, debe aceptar el nodo de dispositivo virtual predeterminado. Para un disco duro, resulta útil usar un nodo de dispositivo que no sea el predeterminado para controlar el orden de arranque o para tener distintos tipos de controladoras SCSI. Por ejemplo, sería conveniente arrancar desde una controladora LSI Logic y compartir un disco de datos con otra máquina virtual que usa una controladora BusLogic con la función de uso compartido de bus activada.