Como cliente, usted conserva el control y la propiedad de su contenido, y puede proteger sus datos según lo necesite.

VMware controla los derechos de acceso respetando el principio de privilegios mínimos, lo que significa que solo se concede el nivel mínimo de acceso requerido. El acceso se proporciona de acuerdo con las funciones y los requisitos de trabajo individuales. Los niveles adecuados de administración autorizan derechos de acceso a equipos y sistemas de información, antes de que se otorguen los derechos. La administración del acceso a los sistemas de información se implementa y controla a través de directorios y almacenes de identidades centralizados.

El centro de operaciones de seguridad de VMware utiliza la captura de registros, las tecnologías de supervisión de seguridad y las herramientas de detección de intrusiones para supervisar al personal de VMware que accede a los datos de los clientes. Solo los operadores de VMware autorizados acceden a los datos de los clientes. Se ejecuta un proceso de autenticación de dos factores que genera una credencial temporal, de duración definida y específica del usuario. Esta credencial temporal está ligada a un incidente específico, y se registran todas las actividades realizadas por este usuario. La información del registro se le revela al cliente al solicitarla.

Los terceros no pueden acceder al entorno de producción ni al contenido del cliente. Si los clientes tienen preguntas sobre el acceso a su entorno por parte de un individuo específico, VMware investigará esta actividad.