Es importante garantizar la seguridad de los datos y protegerlos de la destrucción, la modificación o la divulgación mediante la implementación de estándares y tecnologías.