Quizá tenga que modificar la máquina virtual importada, dependiendo de la configuración y del hardware virtual.

La máquina virtual importada VMware contiene una copia exacta del estado del disco de la máquina virtual de origen, exceptuando algunos controladores que dependen del hardware y, en ocasiones, las letras de las unidades asignadas. Las máquinas virtuales importadas se crean con los discos virtuales IDE o SCSI. Puede cambiar manualmente el disco a SATA cuando se complete el proceso de importación.

Configuración del ordenador de origen

La siguiente configuración del ordenador de origen permanece idéntica:

  • La configuración del sistema operativo (nombre del ordenador, identificador de seguridad, cuentas de usuario, perfiles y preferencias, etc.)

  • Las aplicaciones y los archivos de datos

  • El número de serie de volumen de cada disco de la partición

Debido a que las máquinas virtuales o imágenes del sistema de origen y de destino tienen las mismas identidades (nombre, identificador de seguridad, etc.), si se ejecutan las dos en la misma red, se podrían producir conflictos. Para volver a implementar la máquina virtual o imagen del sistema de origen, asegúrese de no ejecutar a la vez las imágenes o máquinas virtuales de origen y destino en la misma red.

Por ejemplo, si utiliza Fusion Importer para comprobar la viabilidad de la ejecución de una máquina virtual de PC Parallels o Virtual como una máquina virtual VMware, sin desinstalar primero la máquina original que no es de VMware, deberá resolver previamente el problema de duplicación de ID.

Cambios en el hardware virtual

La mayoría de las aplicaciones que se hayan importado deberían funcionar correctamente en la máquina virtual VMware debido a que su configuración y sus archivos de datos tienen la misma ubicación que en la máquina virtual de origen. Es posible que ciertas aplicaciones no funcionen si dependen de características específicas del hardware subyacente, como el número de serie o el fabricante del dispositivo.

Cuando resuelva problemas tras la importación de una máquina virtual, fíjese en los siguientes cambios de hardware:

  • El modelo y los números de serie de la CPU (si están activados) pueden ser diferentes después de la importación. Tales valores corresponden al ordenador físico que sirve de host de la máquina virtual VMware.

  • El adaptador Ethernet puede ser diferente (PCNet de AMD o VMXnet) y tener otra dirección MAC. La dirección IP de cada interfaz debe configurarse de nuevo individualmente.

  • Las tarjetas gráficas pueden ser diferentes (tarjeta SVGA de VMware).

  • Los números de discos y particiones son los mismos, pero cada dispositivo de disco puede tener un modelo distinto y cadenas de texto de fabricantes diferentes.

  • Los controladores del disco principal pueden diferir de los controladores de la máquina de origen.

  • Las aplicaciones que dependan de dispositivos que no estén disponibles desde una máquina virtual pueden dejar de funcionar.