Es posible que mejore el rendimiento de algunas aplicaciones de la máquina virtual si tiene más memoria disponible. Al tener más memoria disponible para el sistema operativo invitado, es más fácil almacenar en la memoria caché, lo que mejora el rendimiento de la máquina virtual. Puede cambiar la cantidad de memoria virtual disponible para una máquina virtual.

Para obtener el mejor balance de rendimiento entre aplicaciones de Windows y Mac, no de a Windows demasiada memoria, porque podría originar que su Mac se ralentice. Para Windows XP, 512 MB de memoria es ideal para aplicaciones de productividad office e Internet.

Para Windows Vista, Windows 7, Windows 8 y Windows 10, 1 GB de memoria es ideal para aplicaciones de productividad de oficina e Internet. 1 GB de memoria es apropiado para las versiones de 32 y 64 bits de Windows 7, Windows 8 y Windows 10. Si su Mac tiene al menos 6 GB de memoria, Fusion utiliza 2 GB de memoria como la opción predeterminada para versiones de 64 bits de los sistemas operativos invitados Windows 7, Windows 8 o Windows 10. Estos son los ajustes de memoria predeterminados para máquinas virtuales de Windows que crea la Instalación sencilla de Fusion.

Nota:

Las recomendaciones del fabricante normalmente no tienen en cuenta la virtualización cuando hablan del rendimiento. Para un rendimiento satisfactorio es preciso equilibrar las necesidades del Mac con las necesidades de la máquina virtual.

Requisitos

Cierre o apague la máquina virtual. La configuración no se puede cambiar mientras la máquina virtual está encendida o en suspensión.

Procedimiento

  1. Seleccione Ventana > Biblioteca de máquinas virtuales.
  2. Seleccione una máquina virtual en la ventana Biblioteca de máquinas virtuales y haga clic en Configuración.
  3. En la sección Ajustes del sistema de la ventana Configuración, haga clic en Procesad. y memoria.
  4. Configure la cantidad de memoria que quiere asignar a la máquina virtual mediante el control deslizante.

    El control de la barra deslizante de memoria muestra la cantidad de memoria recomendada para la máquina virtual.