Los dispositivos USB pueden ser vulnerables ante una amenaza de seguridad llamada BadUSB, en la que el firmware de algunos dispositivos USB se puede piratear y reemplazar por un malware. Por ejemplo, un dispositivo puede estar pensado para redireccionar el tráfico de red o emular un teclado y capturar las pulsaciones de teclas. Puede configurar la función de redireccionamiento de USB para proteger la implementación de View ante esta vulnerabilidad de seguridad.

Al deshabilitar el redireccionamiento USB, puede evitar que se redireccione todos los dispositivos USB a las aplicaciones y los escritorios de View de los usuarios. De forma alternativa, puede deshabilitar el redireccionamiento de dispositivos USB específicos, lo que permite que los usuarios tengan acceso únicamente a dispositivos específicos de las aplicaciones y los escritorios.

La decisión de realizar estos pasos depende de los requisitos de seguridad de su organización. Además, estos pasos no son obligatorios. Puede instalar el redireccionamiento USB y dejar la función habilitada para todos los dispositivos USB de la implementación de View. Como mínimo, examine detenidamente hasta qué punto su organización debería intentar limitar su exposición a esta vulnerabilidad de seguridad.