Para permitir a los usuarios conectarse a sus escritorios Linux, estos deben ser capaces de aceptar conexiones TCP entrantes desde el servidor de conexión de View, el servidor de seguridad y dispositivos de Horizon Client.

En distribuciones de Ubuntu y Kylin, el firewall iptables está configurado de forma predeterminada con una directiva de entrada de ACEPTAR.

En distribuciones de RHEL y CentOS, siempre que sea posible, el script del instalador de Horizon Agent configura el firewall iptables con una directiva de entrada de ACEPTAR.

Asegúrese de que iptables en un sistema operativo invitado con RHEL o CentOS tenga una directiva de entrada de ACEPTAR con respecto a las nuevas conexiones procedentes del puerto de Blast, que es el 22443.

Cuando está habilitada la BSG, las conexiones de cliente se dirigen desde un dispositivo de Horizon Client a través de la BSG en un servidor de seguridad o servidor de conexión de View hasta el escritorio Linux. Cuando la BSG no está habilitada, las conexiones se realizan directamente desde el dispositivo de Horizon Client hasta el escritorio Linux.