Horizon 7 permite seguir utilizando las técnicas de aprovisionamiento de aplicaciones que se utilicen en ese momento en la organización, y permite utilizar Mirage. Dos cuestiones adicionales que se deben considerar incluyen la administración del uso de CPU del servidor y la E/S de almacenamiento y determinar si los usuarios tienen permisos para instalar aplicaciones.

Si se envían aplicaciones a un gran número de escritorios remotos exactamente al mismo tiempo, se pueden observar picos significativos de uso de CPU y E/S de almacenamiento. Estos picos de carga de trabajo pueden tener un efecto notable en el rendimiento del escritorio. La práctica recomendada es programar la actualización de aplicaciones para que, si es posible, se realice fuera de las horas punta y escalonar las actualizaciones de los escritorios. También se debe verificar que la solución de almacenamiento esté diseñada para admitir tales cargas.

Si la empresa permite que los usuarios instalen aplicaciones, se pueden conservar las directivas actuales, pero no se podrán aprovechar ventajas de View Composer como la actualización y recomposición del escritorio. Con View Composer, si una aplicación no está virtualizada o no se incluye en el perfil o la configuración de datos del usuario, esa aplicación se descarta cuando se produzca una operación de actualización, recomposición o reequilibrado de View Composer. En muchos casos, esta capacidad para controlar rigurosamente las aplicaciones que se instalan es una ventaja. Proporcionar soporte a los escritorios de View Composer es muy sencillo, porque se mantienen en una configuración próxima a una configuración buena conocida.

Si los usuarios tienen requisitos estrictos para instalar sus propias aplicaciones y que esas aplicaciones persistan durante la vida del escritorio remoto, en lugar de utilizar View Composer para el aprovisionamiento de aplicaciones, se pueden utilizar clonaciones instantáneas junto con App Volumes. Otra solución consiste en crear clonaciones completas de escritorios dedicados, permitir que los usuarios instalen aplicaciones y, a continuación, utilizar Mirage para administrar y actualizar los escritorios sin sobrescribir las aplicaciones instaladas por los usuarios.

Importante:

Mirage también se utiliza para administrar escritorios sin conexión instalados localmente y sus aplicaciones. Para obtener más información, consulte la página de documentación de Mirage.