Es posible elegir proporcionar a los usuarios finales aplicaciones remotas en lugar de escritorios remotos. Desplazarse por aplicaciones individuales remotas puede resultar más sencillo en dispositivos móviles pequeños.

Los usuarios finales pueden acceder a aplicaciones remotas basadas en Windows mediante el mismo Horizon Client que utilizaron anteriormente para acceder a escritorios remotos, y utilizan el mismo protocolo de visualización de Blast Extreme o PCoIP.

Para proporcionar una aplicación remota, esta se instala en un host Microsoft Remote Desktop Session (RDS). Uno o varios hosts RDS constituyen una granja y, a partir de ella, los administradores crean grupos de aplicaciones de forma similar a como se crean grupos de escritorios. Si desea consultar recomendaciones sobre el tamaño de las granjas, consulte el artículo de la base de conocimientos de VMware: http://kb.vmware.com/kb/2150348.

Esta estrategia simplifica las tareas de agregar, eliminar y actualizar aplicaciones, agregar o eliminar actualizaciones de los usuarios para el uso de aplicaciones, y permitir el acceso a granjas de aplicaciones centralizadas o distribuidas desde cualquier dispositivo o red.