El modo de mantenimiento impide a los usuarios acceder a sus escritorios. Si inicia máquinas en el modo de mantenimiento, View coloca cada máquina en el modo de mantenimiento cuando se crea la máquina.

En un grupo de asignación dedicada, puede usar el modo de mantenimiento para iniciar sesión sin tener que reasignar la propiedad a su propia cuenta de administrador. Cuando termine la personalización, no tiene que devolver la propiedad al usuario asignado a la máquina.

En un grupo de asignación flotante puede probar máquinas en modo de mantenimiento antes de permitir a los usuarios iniciar sesión.

Para realizar la misma personalización en todas las máquinas de un grupo automatizado, personalice la máquina virtual que prepara como plantilla o principal. View implementa su personalización en todas las máquinas. Cuando crea el grupo, puede utilizar también una especificación de personalización Sysprep para configurar todas las máquinas con ajustes DHCP, licencia, adjunto de dominio y otras propiedades del equipo.

Nota:

Puede iniciar máquinas en modo de mantenimiento si especifica nombres para el grupo de forma manual, no si asigna nombres a las máquinas proporcionando un patrón de nombres.