Puede conectar un disco persistente que no esté conectado a otra máquina virtual de clones vinculados. Si conecta un disco persistente, esto supone que la configuración del usuario y la información del disco estará disponible para el usuario de otra máquina virtual.

Por qué y cuándo se efectúa esta tarea

Puede conectar un disco persistente desconectado como un disco secundario en la máquina virtual de clones vinculados seleccionada. El nuevo usuario del clon vinculado tiene acceso al disco secundario y a la configuración y la información del usuario existente.

No puede conectar un disco persistente almacenado en un almacén de datos que no sea Virtual SAN a una máquina virtual que esté almacenada en un almacén de datos Virtual SAN. De forma similar, no puede conectar un disco que esté almacenado en un almacén de datos Virtual SAN a una máquina virtual que esté almacenada en un almacén de datos que no sea Virtual SAN. View Administrator evita que seleccione máquinas virtuales que amplíen los almacenes de datos que sean Virtual SAN y los que no lo sean.

Para trasladar un disco persistente desconectado a Virtual SAN, puede volver a crear el disco en una máquina virtual que esté en un almacén de datos que no sea Virtual SAN y volver a equilibrar el grupo de escritorios de la máquina virtual a un almacén de datos Virtual SAN. Consulte Volver a crear un clon vinculado con un disco persistente desconectado.

Requisitos

  • Compruebe que la máquina virtual seleccionada use el mismo sistema operativo que el clon vinculado en la que se creó el disco persistente.

Procedimiento

  1. En View Administrator, seleccione Recursos > Discos persistentes.
  2. En la pestaña Separado, seleccione el disco persistente y haga clic en Conectar.
  3. Seleccione una máquina virtual de clones vinculados a la que conectar el disco persistente.
  4. Seleccione Asociar como disco secundario.
  5. Haga clic en Finalizar.

Qué hacer a continuación

Asegúrese de que el usuario del clon vinculado cuente con privilegios suficientes para usar el disco secundario conectado. Por ejemplo, si el usuario original tiene ciertos permisos de acceso en el disco persistente y este último está conectado como la unidad D en la nuevo clon vinculado, el nuevo usuario del clon vinculado debe tener los permisos de acceso del usuario original en la unidad D.

Inicie sesión en el sistema operativo invitado del clon vinculado como un administrador y asigne al nuevo usuario los privilegios apropiados.