Windows 7, Windows 8/8.1 y Windows 10 programan servicios y tareas que pueden hacer que crezcan las clonaciones instantáneas y las clonaciones vinculadas de View Composer, incluso cuando las máquinas están inactivas. El crecimiento incremental del disco de SO puede acabar con el espacio de almacenamiento ahorrado al crear las clonaciones por primera vez. Puede reducir el crecimiento del tamaño del disco deshabilitando estos servicios de Windows.

Los sistemas operativos invitados programan servicios para que se ejecuten de forma predeterminada, como es el caso de la desfragmentación de disco. Si no deshabilita estos servicios, se ejecutan en segundo plano.

Los servicios que afectan al crecimiento del disco de SO también generan operaciones de entrada/salida. Si se deshabilitan estos servicios, puede que se reduzcan las operaciones de E/S por segundo y se mejore el rendimiento para cualquier tipo de equipo de sobremesa.

Estas prácticas recomendadas para optimizar Windows son aplicables a la mayoría de entornos de usuario. Sin embargo, debe evaluar el efecto que tendrá sobre sus usuarios el deshabilitar cada uno de los servicios, aplicaciones y escritorios. Puede que necesite que algunos servicios permanezcan activos.

Por ejemplo, deshabilitar el servicio de Windows Update tiene sentido en el caso de las clonaciones instantáneas, porque el SO se actualiza cada vez que un usuario cierra sesión, así como en el caso de las clonaciones vinculadas de View Composer si realiza operaciones de actualización o recomposición con regularidad.