Si está conectado actualmente a un escritorio remoto e inició sesión en él, puede utilizar el menú Inicio de Windows para cerrar sesión.

También puede cerrar sesión tocando el botón Ctrl+Alt+Supr de la ventana del escritorio o de la aplicación y seleccionado la opción Cerrar sesión.

Todos los archivos sin guardar que estén abiertos en el escritorio remoto se cerrarán durante este procedimiento. Si se desconecta de un escritorio remoto sin cerrar sesión, las aplicaciones seguirán abiertas en el escritorio remoto.