Los usuarios finales pueden utilizar Horizon Client para conectarse a un servidor, iniciar o cerrar sesión en escritorios remotos y utilizar aplicaciones remotas. Para solucionar problemas, los usuarios finales también pueden restablecer las aplicaciones y los escritorios remotos.

Según el modo en que configure las directivas para los escritorios remotos, los usuarios finales podrán realizar varias operaciones en los escritorios.