Horizon proporciona el entorno de aplicaciones y de escritorios familiares y personalizados que el usuario final espera encontrar. Los usuarios finales pueden acceder a dispositivos USB y de otro tipo conectados al equipo local, enviar documentos a las impresoras que este equipo pueda detectar, autenticarse con tarjetas inteligentes y usar varios monitores.