Al introducir un cambio importante, como actualizaciones grandes, instalaciones, nuevas aplicaciones, actualizaciones de aplicaciones o Service Packs, se recomienda probar primero el cambio en una asignación de aplicaciones o un escritorio de subconjunto. Cree una copia de la imagen para que, si los cambios causan problemas, pueda volver al entorno original.

Duplique una imagen en la consola administrativa de Horizon Cloud Service. A continuación, aplique el Service Pack, la actualización o cualquier cambio importante a la copia. Si se producen problemas, puede volver a duplicar la imagen original. Si el cambio se realiza correctamente, puede aplicar los cambios a las asignaciones de producción principales.