La optimización de imágenes garantiza que el servidor RDSH o el escritorio virtual esté configurado correctamente para proporcionar una experiencia de usuario final óptima.

Puede ajustar la configuración de optimización de forma estática o dinámica según sus necesidades y los requisitos y condiciones de red. Una imagen no optimizada puede consumir recursos informáticos, de red y de almacenamiento innecesarios, lo cual puede contribuir a una experiencia de usuario final por debajo de los estándares.

Es importante crear imágenes optimizadas antes de implementar Horizon Cloud Service y consultar al equipo de administración de imágenes de escritorio, anticipadamente y a menudo, en relación con los problemas vinculados a continuación.