Una conexión dedicada o MPLS enruta el tráfico dentro de una red de telecomunicaciones a medida que los datos viajan de un nodo de red al siguiente. La creación de un túnel de VPN MPLS Direct Connect tiene un coste mayor que la creación de una conexión VPN IPsec de sitio a sitio, pero ofrece algunas ventajas.

Los circuitos MPLS Direct Connect no se comparten con otras personas, como se hace con las conexiones enrutadas a través de Internet, por lo que están libres de las interrupciones que se pueden producir en la red Internet pública. Los proveedores de Direct Connect ofrecen acuerdos de nivel de servicio y ancho de banda contratado. El coste del servicio depende de las opciones elegidas y de la cantidad de ancho de banda dedicado que se necesite.