Antes de iniciar una instancia, es necesario configurar las opciones de acceso y seguridad. Por ejemplo, el acceso SSH y el acceso ICMP no se encuentran habilitados de forma predeterminada.

Grupos de seguridad

Opción con la cual los usuarios pueden hacer ping y utilizar SSH para conectarse a la instancia. Los grupos de seguridad son conjuntos de reglas de filtros IP para definir el acceso a las redes y se aplican a todas las instancias de un proyecto.

Pares de claves

Credenciales de SSH que se insertan en una instancia cuando esta se inicia. Para utilizar una inserción de par de claves, la imagen en la que se basa la instancia debe contener el paquete cloud-init. Cada proyecto debe contener al menos un par de claves. Si el par de claves se generó con una herramienta externa, es posible importarlo en OpenStack. El par de claves se puede utilizar para varias instancias dentro de un mismo proyecto.

IP flotantes

Al crear una instancia en OpenStack, se asigna una dirección IP fija de la red a esa instancia. Esta dirección IP se asocia de forma permanente a la instancia hasta que se cierra la instancia. También es posible asociar una dirección IP flotante a una instancia y modificar esa asociación.