Los usuarios y las aplicaciones pueden realizar cambios en los archivos y en la configuración del registro aprovisionados mediante una capa base o de aplicaciones. A veces estos cambios crean problemas con el funcionamiento del escritorio. En la mayoría de los casos puede resolver el problema aplicando la capa asignada originalmente al CVD.

El cliente de Mirage solo descarga los archivos y la configuración del registro pertinentes para volver a alinear el CVD con la capa original. Se conservan los perfiles de usuario, los documentos y las aplicaciones instaladas que no entren en conflicto con el contenido.

Al aplicar todas las capas también se puede establecer que se eliminen las aplicaciones instaladas por el usuario que residan en el área de equipo del CVD. Esta habilidad es útil, por ejemplo, para reparar un CVD problemático en el que no funciona ninguna aplicación de capa porque se han sobrescrito los archivos del sistema o estos están dañados. Al eliminar las aplicaciones de usuario, se eliminan las claves del registro y los archivos del área de equipo que no están en la capa base actual, con la excepción de los archivos definidos en la directiva de Área de usuario.