Una directiva es una combinación de reglas y servicios, en la que las reglas definen los criterios de uso de los recursos y de acceso a ellos. Gracias a las directivas de NSX, puede administrar el acceso a los recursos y el uso de estos sin tener que preocuparse por detalles de bajo nivel.