Calcula todo el estado en tiempo de ejecución efímero basándose en la configuración del plano de administración, disemina información sobre topología notificada por los elementos del plano de datos e inserta configuración sin estado en motores de reenvío.

El plano de control se divide en dos partes en NSX-T Data Center, el plano de control central (CCP), que se ejecuta en los nodos de clúster de NSX Controller y el plano de control local (LCP), que se ejecuta en los nodos de transporte, adyacentes al plano de datos que controla. El plano de control central calcula algún estado en tiempo de ejecución efímero basado en la configuración del plano de administración y disemina la información notificada por los elementos del plano de datos mediante el plano de control local. El plano de control local supervisa el estado de los vínculos locales, calcula la mayoría del estado en tiempo de ejecución efímero basándose en actualizaciones del plano de datos y CCP inserta una configuración sin estado en los motores de reenvío. El LCP comparte el mismo destino que el elemento del plano de datos que lo aloja.