Es posible que necesite cambiar la configuración de los dispositivos instalados (por ejemplo, añadir licencias y certificados, así como cambiar contraseñas). También hay tareas de mantenimiento rutinarias que debe llevar a cabo, como realizar copias de seguridad. Además, hay herramientas que le ayudarán a encontrar información sobre los dispositivos que forman parte de la infraestructura de NSX-T y las redes lógicas que crea NSX-T, como el registro del sistema remoto, Traceflow y las conexiones de puertos.