NSX Edge proporciona servicios de enrutamiento y conectividad a las redes externas a la implementación de NSX-T.

Con NSX Edge, las máquinas virtuales o cargas de trabajo que residen en el mismo host, en diferentes subredes, pueden comunicarse entre sí sin necesidad de atravesar una interfaz de enrutamiento tradicional.

NSX Edge es requerido para establecer conectividad externa desde el dominio de NSX-T, a través de un enrutador de nivel 0 mediante enrutamiento estático o BGP. Además, debe implementarse un NSX Edge si requiere servicios de traducción de direcciones de red (NAT) en los enrutadores lógicos de nivel 0 o de nivel 1.

La puerta de enlace de NSX Edge conecta redes aisladas de zona de rutas internas con redes compartidas (vínculo superior) proporcionando servicios de perta de enlace comunes, como enrutamiento dinámico y NAT. Entre las implementaciones comunes de NSX Edge se incluyen DMZ y los entornos de nube multiarrendatario, donde NSX Edge crea límites virtuales para cada arrendatario.