El equilibrador de carga de NSX Edge habilita el servicio de disponibilidad alta y distribuye la carga del tráfico de red entre varios servidores. Distribuye las solicitudes de servicio entrante de manera uniforme entre los diversos servidores de forma tal que la distribución de carga sea transparente para los usuarios. Así, el equilibrio de carga ayuda a lograr una utilización de recursos óptima, maximizar la capacidad de proceso, minimizar el tiempo de respuesta y evitar la sobrecarga. NSX Edge proporciona el equilibrio de carga hasta la capa 7.

Usted asigna una dirección IP externa, o pública, a un conjunto de servidores internos para el equilibrio de la carga. El equilibrador de carga acepta las solicitudes TCP, UDP, HTTP o HTTPS en la dirección IP externa y decide qué servidor interno se va a utilizar. El puerto 80 es el puerto predeterminado para HTTP y el puerto 443 es el puerto predeterminado para HTTPS.

Debe contar con una instancia de NSX Edge que funcione para poder equilibrar la carga. Para obtener información sobre cómo configurar NSX Edge, consulte Configuración de NSX Edge.

Para obtener información sobre cómo configurar un certificado de NSX Edge, consulte Trabajar con certificados.