Configurar la VPN L2 según las prácticas recomendadas puede evitar problemas como los bucles y los pings y las respuestas duplicados.