El DLR está optimizado para realizar reenvíos en el espacio lógico entre máquinas virtuales o en grupos de puertos de VXLAN respaldadas o VLAN respaldadas.

El DLR cuenta con las siguientes propiedades:

  • Alto rendimiento, bajo consumo en el primer salto en ruta:

  • Escalas lineales según el número de hosts

  • Admite 8 tipos de ECMP en enlace de subida

  • Hasta 1.000 instancias de DLR por host

  • Hasta 999 interfaces lógicas (LIF) en cada DLR (8 x enlaces de subida + 991 internas) + 1 x de administración.

  • Hasta 10.000 LIF por host distribuidas por todas las instancia de DLR (sin aplicar por parte de NSX Manager).

Tenga en cuenta las siguientes advertencias:

  • No se puede conectar más de un DLR a cualquiera de las VLAN o VXLAN existentes.

  • No se puede ejecutar más de un protocolo de enrutamiento en cada DLR.

  • Si se utiliza OSPF, no se puede ejecutar en más de un enlace de subida de DLR.

  • Para la ruta entre VXLAN y VLAN, la zona de transporte debe ocupar un único DVS.

El diseño del DLR a alto nivel es análogo al chasis del router modular de las formas siguientes:

  • Los hosts ESXi son como tarjetas de línea:

    • Tienen puertos con estaciones conectadas por sus extremos (máquinas virtuales).

    • Es aquí donde se toman las decisiones de reenvío.

  • La máquina virtual de control de DLR es como un motor de procesador de enrutamiento.

    • Ejecuta protocolos de enrutamiento dinámico para intercambiar información de enrutamiento con el resto de la red.

    • Calcula las tablas de reenvío para las "tarjetas de línea" basándose en la información de enrutamiento dinámico, las rutas estáticas y la configuración de interfaces.

    • Programa estas tablas de reenvío en las tarjetas de línea (a través del clúster de la controladora, para habilitar la escala y la resistencia).

  • La red física que conecta los dos hosts ESXi es como un backplane:

    • Lleva los datos de VLAN o VXLAN encapsuladas entre las "tarjetas de línea".