Realizar copias de seguridad apropiadas de todos los componentes de NSX es crucial para restaurar el sistema a su estado funcional en caso de errores.

La copia de seguridad de NSX Manager contiene toda la configuración de vShield, incluidas las controladoras, la conmutación lógica, las entidades en red, la seguridad, las reglas de firewall y todo lo que configure dentro de la UPI o la API de NSX Manager. Se debe realizar una copia de seguridad por separado de la base de datos de vCenter y los elementos relacionados como por ejemplo, los conmutadores virtuales.

Como mínimo, recomendamos realizar copias de seguridad regulares de NSX Manager y vCenter. La frecuencia y la programación de las copias de seguridad pueden variar según las necesidades comerciales y los procedimientos operativos. Recomendamos realizar copias de seguridad de NSX con frecuencia en momentos de cambios de configuración continuos.

Las copias de seguridad de NSX Manager pueden realizarse a petición o por hora, por día o por semana.

Recomendamos realizar copias de seguridad en las siguientes situaciones:

  • Antes de una actualización de NSX o vCenter.

  • Después de una actualización de NSX o vCenter.

  • Después de una implementación desde cero y de la configuración inicial de componentes de NSX. Por ejemplo, después de crear controladoras NSX Controller, conmutadores lógicos, enrutadores lógicos, puertas de enlace de servicios Edge y directivas de seguridad y firewall.

  • Después de cambios de infraestructura o topología.

  • Después de cualquier cambio importante de día 2.

Para proporcionar el estado de todo un sistema al que se pueda revertir en un momento determinado, se recomiendan sincronizar las copias de seguridad de los componentes de NSX (por ejemplo, NSX Manager) con la programación de copias de seguridad de otros componentes con los que exista interacción, como vCenter, sistemas de administración en la nube, herramientas operativas, etc.