Para admitir y habilitar la función de equilibrio de carga de F5, se agregó vRealize Network Insight Cloud con los componentes o las entidades requeridos.

Descripción general de un equilibrador de carga de F5 y sus componentes

  • Servidores de aplicaciones: las máquinas en las que se alojan las aplicaciones. Por ejemplo, si existe un servidor web, este se ejecuta en servidores de aplicaciones (servidores físicos o virtuales).
  • Nodos de servicio: F5 representa los servidores de aplicaciones como nodos de servicio. Por lo tanto, el nodo de servicio tiene la misma dirección IP o el mismo FQDN que el servidor de aplicaciones. Cada nodo de servicio puede tener varias aplicaciones.
  • Miembros de grupo: una entidad lógica. Cada aplicación de un nodo de servicio se representa con un miembro de grupo, el cual tiene la misma dirección IP o el mismo FQDN que el nodo de servicio. Para identificar diferentes aplicaciones, los miembros de grupo incrustan el número de puerto con la dirección IP de los nodos de servicio.
  • Grupos: todos los miembros de grupo que atienden una aplicación se juntan en un grupo.
  • Servidores virtuales: una dirección IP de orientación pública de la aplicación. Por lo tanto, los clientes que desean utilizar una aplicación se conectan a la dirección IP del servidor virtual (por ejemplo, 10.100.100.10) y al número de puerto (80 o 21).
  • Terminal cliente: la conexión se inicia desde un terminal cliente, que es una máquina virtual.
La solicitud de cliente se conecta con el servidor virtual, que decide los miembros de grupo en función del grupo. A continuación, los miembros de grupo reenvían la solicitud al servidor de aplicaciones (máquina virtual o servidor físico).
Nota: Un único servidor de aplicaciones puede atender varias solicitudes de diferentes puertos y nodos de servicio.
vRealize Network Insight Cloud ofrece ventajas adicionales mediante la compatibilidad con la función de equilibrio de carga:
  • Permite identificar si los servidores de aplicaciones son servidores físicos o máquinas virtuales.
  • Permite depurar o solucionar problemas fácilmente al proporcionar visibilidad sobre la información del servidor de aplicaciones (host o máquina virtual), como la configuración, el rendimiento y los flujos.
  • Proporciona visibilidad sobre los componentes de redes virtuales o físicas en una aplicación donde se distribuye la carga.
  • Genera alertas para todos los problemas en el entorno y ayuda a detectar la causa de los problemas. Por ejemplo, la aplicación no responde debido a que la máquina virtual del nodo de servicio está inactiva.
  • Proporciona una visibilidad de flujo de extremo a extremo.