Puede utilizar vSphere Fault Tolerance (FT) para la mayoría de las máquinas virtuales de misión crítica. FT ofrece disponibilidad continua para máquinas virtuales de este tipo mediante la creación y el mantenimiento de máquinas virtuales idénticas y con disponibilidad continua para reemplazarlas en caso de una situación de conmutación por error.

La máquina virtual protegida se conoce como la máquina virtual principal. La máquina virtual duplicada (la secundaria) se crea y ejecuta en otro host. La ejecución de la máquina virtual secundaria es idéntica a la de la máquina virtual principal y puede asumir su control en cualquier punto sin interrupción, con lo que proporciona protección con Fault Tolerance.

Las máquinas virtuales principales y secundarias supervisan de forma continua sus estados mutuos a fin de asegurar que se mantenga Fault Tolerance. Si hay error del host que ejecuta la máquina virtual principal, se produce una conmutación por error transparente, en cuyo caso la máquina virtual secundaria se activa inmediatamente para reemplazar la máquina virtual principal. Se inicia una nueva máquina virtual secundaria y la redundancia de Fault Tolerance se restablece automáticamente. Si se produce un error en el host que ejecuta la máquina virtual secundaria, también se reemplaza de inmediato. En cualquier caso, los usuarios no experimentan interrupción en el servicio ni hay pérdida de datos.

Una máquina virtual con Fault Tolerance y su copia secundaria no deben ejecutarse en el mismo host. Esta restricción asegura que, si hay un error del host, ello no redunde en una pérdida de ambas máquinas virtuales.

Nota:

También puede utilizar las reglas de afinidad Máquina virtual-Host para indicar en qué hosts pueden funcionar las máquinas virtuales designadas. Si utiliza estas reglas, tenga en cuenta que para cualquier máquina virtual principal que se vea afectada por dicha regla, su máquina virtual secundaria asociada también se verá afectada por esa regla. Para obtener más información acerca de reglas de afinidad, consulte la documentación de Administración de recursos de vSphere.

Fault Tolerance evita situaciones de "cerebro dividido", lo que puede derivar en dos copias activas de una máquina virtual después de una recuperación de un error. El bloqueo de archivos atómico en almacenamiento compartido se utiliza para coordinar conmutación por error de manera que solo un lado siga en ejecución como la máquina virtual principal y reaparezca automáticamente una nueva máquina virtual secundaria.

vSphere Fault Tolerance puede aceptar máquinas virtuales con multiprocesador simétrico (SMP) con hasta cuatro vCPU. Versiones anteriores de vSphere utilizaban una tecnología diferente para Fault Tolerance (que se conoce como FT heredada), con distintos requisitos y características (incluida una limitación de vCPU únicas para máquinas virtuales de FT heredadas). Si se requiere compatibilidad con estos requisitos anteriores, puede utilizar FT heredada. Sin embargo, esto implica la configuración de una opción avanzada para cada máquina virtual. Consulte Fault Tolerance heredado para obtener más información.