El tiempo de inactividad planificado suele representar más del 80 % del tiempo de inactividad del centro de datos. El mantenimiento de hardware, la migración de servidores y las actualizaciones de firmware requieren tiempo de inactividad de los servidores físicos. Para minimizar el impacto de este tiempo de inactividad, las organizaciones se ven obligadas a retrasar el mantenimiento hasta encontrarse con períodos de tiempo de inactividad inconvenientes y difíciles de programar.

vSphere permite que las organizaciones puedan reducir en gran medida el tiempo de inactividad planificado. Debido a que las cargas de trabajo en un entorno de vSphere se pueden mover de forma dinámica a servidores físicos diferentes sin tiempo de inactividad o interrupción de servicio, el mantenimiento de servidores se puede realizar sin que se requiera tiempo de inactividad para aplicaciones y servicios. Con vSphere, las organizaciones pueden:

  • Eliminar el tiempo de inactividad de las operaciones de mantenimiento comunes.

  • Eliminar ventanas de mantenimiento planificadas.

  • Realizar mantenimiento en cualquier momento sin interrumpir a los usuarios y servicios.

La funcionalidad vSphere vMotion® y Storage vMotion en vSphere permiten que las organizaciones reduzcan el tiempo de inactividad planificado debido a que las cargas de trabajo en un entorno de VMware se pueden mover de forma dinámica a diferentes servidores o a un almacenamiento subyacente diferente sin interrupción del servicio. Los administradores pueden realizar operaciones de mantenimiento más rápidas y completamente transparentes, sin que se vean obligados a programar períodos de mantenimiento inconvenientes.