Las directivas de bloqueo de puertos permiten bloquear selectivamente el envío o la recepción de datos en los puertos.