Al cancelar una tarea se impide que ocurra la ejecución de una tarea, independientemente de si la tarea se estaba ejecutando en tiempo real o era una tarea programada. La operación solo cancela la ejecución de una tarea. Si la tarea que se cancela es una tarea programada, las ejecuciones posteriores no se cancelan.

Las tareas que no se están ejecutando se pueden borrar cuando se encuentran en una cola o en un estado programado. En esos casos, debido a que la operación de cancelación no está disponible, elimine la tarea o bien vuelva a programarla para que se ejecute a una hora diferente. Si desea que una tarea que ha quitado se ejecute en el futuro, tendrá que volver a crearla, ya que volver a programarla no lo hará.

Se pueden cancelar las siguientes tareas:

  • Conectar a un host

  • Clonar una máquina virtual

  • Implementar una máquina virtual

  • Migrar una máquina virtual apagada Esta tarea solo se puede cancelar si los discos de origen no se eliminaron.

Si el entorno de vSphere utiliza servicios virtuales, también se podrán cancelar las siguientes tareas programadas:

  • Cambiar el estado de energía de una máquina virtual

  • Crear una instantánea de una máquina virtual