Es posible asignar la cantidad de recursos compartidos de E/S de almacenamiento y el límite superior de las operaciones de E/S por segundo (IOPS) permitidos para cada máquina virtual. Cuando se detecta congestión de E/S de almacenamiento en un almacén de datos, las cargas de trabajo de E/S de las máquinas virtuales que acceden a ese almacén de datos se ajustan según la proporción de recursos compartidos de las máquinas virtuales que tiene cada máquina virtual.

Los recursos compartidos de E/S de almacenamiento son similares a los que se utilizan para la asignación de recursos de memoria y CPU, que se describen en la publicación de Administración de recursos de vSphere. Estos recursos compartidos representan la importancia relativa de una máquina virtual con respecto a la distribución de los recursos de E/S de almacenamiento. En circunstancias de contención de recursos, las máquinas virtuales con los valores más altos de recursos compartidos tienen un mayor acceso a la matriz de almacenamiento, lo que normalmente se traduce en una mayor capacidad de proceso y una menor latencia.

Al asignar recursos de E/S de almacenamiento, se pueden limitar las IOPS que se permiten para una máquina virtual. De forma predeterminada, estas operaciones son ilimitadas. Si una máquina virtual tiene más de un disco virtual, se debe establecer el límite en todos los discos virtuales. De lo contrario, el límite no se aplicará a la máquina virtual. En este caso, el límite en la máquina virtual es la adición de los límites de todos los discos virtuales.

Las ventajas y desventajas de configurar los límites de los recursos se describen en la publicación de Administración de recursos de vSphere. Si el límite que se desea establecer para una máquina virtual es en MB por segundo en lugar de IOPS, se puede convertir MB por segundo en IOPS según el tamaño típico de E/S de esa máquina virtual. Por ejemplo, para restringir una aplicación de copia de seguridad con E/S de 64 KB a 10 MB por segundo, establezca un límite de 160 IOPS.