Las máquinas virtuales pueden escribir información de soporte y solución de problemas en un archivo de registro de una máquina virtual almacenado en un volumen VMFS. La configuración predeterminada de las máquinas virtuales es adecuada para la mayoría de las situaciones.

Si el entorno depende en gran medida del uso de VMotion, o si los valores predeterminados no parecen adecuados por otros motivos, es posible modificar la configuración de registro para los sistemas operativos invitados de las máquinas virtuales.

La creación de archivos de registro nuevos se produce de la siguiente manera:

  • Cada vez que se enciende o se reanuda una máquina virtual, y cada vez que se migra una máquina virtual con VMotion, se crea un archivo de registro nuevo.

  • Cada vez que se escribe una entrada en el registro, se comprueba el tamaño del registro. Si vmx.log.rotateSize está configurado con un valor que no es el predeterminado y el tamaño supera el límite, la entrada siguiente se escribe en un registro nuevo. Si existe la cantidad máxima de archivos de registro, se elimina el archivo de registro más antiguo.

El valor predeterminado para vmx.log.rotateSize es cero (0), lo que significa que se crean registros nuevos durante las operaciones de encendido, de reanudación, etc. Para asegurarse de que la creación de archivos de registro nuevos se produzca con más frecuencia, puede limitar el tamaño máximo de los archivos de registro mediante el parámetro de configuración vmx.log.rotateSize.

VMware recomienda guardar 10 archivos de registro, cada uno de ellos con un límite de no menos de 2 MB. Estos valores son lo suficientemente grandes para capturar información suficiente para depurar la mayoría de los problemas. Si necesita conservar los registros durante un período más extenso, puede configurar vmx.log.keepOld en 20.