El límite especifica un límite superior para los recursos de E/S de CPU, memoria o almacenamiento que pueden asignarse a una máquina virtual.

Un servidor puede asignar más que la reserva a una máquina virtual, pero jamás más del límite, incluso si hay recursos no utilizados en el sistema. El límite se expresa en unidades concretas (megahercios, megabytes u operaciones de E/S por segundo).

El valor predeterminado de los límites de los recursos de E/S de CPU, memoria y almacenamiento es ilimitado. Cuando el límite de memoria es ilimitado, la cantidad de memoria configurada para la máquina virtual en el momento de su creación se convierte en su límite efectivo.

En la mayoría de los casos, no es necesario especificar un límite. Hay ventajas y desventajas:

  • Ventajas: asignar un límite es útil si comienza con una pequeña cantidad de máquinas virtuales y desea administrar las expectativas de los usuarios. El rendimiento se deteriora a medida que agrega más máquinas virtuales. Al especificar un límite, puede simular que cuenta con menos recursos disponibles.

  • Desventajas: puede desperdiciar recursos inactivos si especifica un límite. El sistema no permite que las máquinas virtuales utilicen más recursos que el límite, incluso cuando el sistema está subutilizado y hay recursos inactivos disponibles. Especifique el límite solo si tiene buenos motivos para hacerlo.