vSphere 5.0 y las versiones posteriores admiten la exposición de la topología NUMA virtual a sistemas operativos invitados, lo cual mejora el rendimiento al facilitar la optimización de NUMA a aplicaciones y sistemas operativos invitados.

La topología NUMA virtual está disponible para las máquinas virtuales con hardware versión 8 y se habilita de forma predeterminada cuando la cantidad de CPU virtuales es mayor de 8. También se puede influenciar manualmente la topología NUMA virtual con las opciones avanzadas de configuración.

Es posible afectar la topología NUMA virtual con dos opciones de configuración de vSphere Web Client: la cantidad de sockets virtuales y la cantidad de núcleos por socket para una máquina virtual. Si la cantidad de núcleos por socket (cpuid.coresPerSocket) es mayor de 1 y la cantidad de núcleos virtuales de la máquina virtual es mayor de 8, el tamaño de nodo NUMA virtual coincide con el tamaño del socket de la máquina virtual. Si la cantidad de núcleos por socket es menor o igual que 1, se crean nodos NUMA virtuales para que coincidan con la topología del primer host físico donde se enciende la máquina virtual.

Si la cantidad de CPU virtuales y de memoria utilizada crece de forma proporcional, es posible utilizar los valores predeterminados. En las máquinas virtuales cuyo consumo de memoria es desproporcionalmente grande, es posible anular los valores predeterminados de alguna de las siguientes formas: