ESXi puede aprovechar las distintas características de administración de energía que proporciona el hardware del host para ajustar el equilibrio entre el rendimiento y el uso de energía. Para controlar de qué forma ESXi utiliza estas características, seleccione una directiva de administración de energía.

En general, al seleccionar una directiva de alto rendimiento, se proporciona más rendimiento absoluto, pero menos eficiencia (rendimiento por vatio). Las directivas de energía reducida proporcionan menos rendimiento absoluto, pero más eficiencia.

ESXi proporciona cinco directivas de administración de energía. Si el host no admite la administración de energía, o si la configuración del BIOS especifica que el sistema operativo del host no tiene permitido administrar la energía, solo estará disponible la directiva Not Supported (No admitida).

Para seleccionar una directiva en un host, utilice vSphere Web Client. Si no selecciona ninguna directiva, ESXi utiliza la directiva Balanced (Equilibrado) de forma predeterminada.

Tabla 1. Directivas de administración de energía de la CPU

Directiva de administración de energía

Descripción

No compatible

El host no admite ninguna característica de administración de energía o el BIOS no tiene habilitada la administración de energía.

High Performance (Alto rendimiento)

El VMkernel detecta ciertas características de administración de energía, pero no las utiliza a menos que el BIOS las solicite para topes de energía o eventos térmicos.

Balanced (Equilibrado) (Valor predeterminado)

El VMkernel utiliza las características de administración de energía disponibles de forma conservadora para reducir el consumo de energía del host con un impacto mínimo en el rendimiento.

Low Power (Poca energía)

El VMkernel utiliza intensamente las características de administración de energía disponibles para reducir el consumo de energía del host a riesgo de reducir el rendimiento.

Custom (Personalizado)

El VMkernel fundamenta su directiva de administración de energía en los valores de varios parámetros de configuración avanzada. Se pueden establecer estos parámetros en el cuadro de diálogo Advanced Settings (Configuración avanzada) de vSphere Web Client.

Cuando una CPU se ejecuta en una frecuencia más baja, también puede ejecutarse con un voltaje más bajo, lo cual ahorra energía. Este tipo de administración de energía suele denominarse ajuste dinámico de voltaje y frecuencia (DVFS). ESXi intenta ajustar las frecuencias de CPU de modo que el rendimiento de la máquina virtual no se vea afectado.

Cuando una CPU está inactiva, ESXi puede aprovechar los estados de interrupción profunda (conocidos como estados C). Cuanto más profundo es el estado C, menos energía utiliza la CPU, pero más tarda en reanudar su ejecución. Cuando una CPU se vuelve inactiva, ESXi aplica un algoritmo para predecir cuánto tiempo estará en estado inactivo y elige un estado C adecuado para entrar. En las directivas de administración de energía que no utilizan estados C profundos, ESXi solo utiliza el estado de interrupción menos profundo (C1) en las CPU inactivas.