Seleccione la configuración de asignación de recursos (reserva, límite y recursos compartidos) adecuada para el entorno de ESXi.

Las siguientes instrucciones ayudan a lograr un mejor rendimiento de las máquinas virtuales.

  • Utilice la opción Reservation (Reserva) para especificar la cantidad mínima aceptable de CPU o memoria, y no la cantidad que se desea tener disponible. La cantidad de recursos concretos que representa una reserva no cambia cuando se modifica el entorno, por ejemplo, cuando se agregan o quitan máquinas virtuales. El host asigna recursos adicionales como disponibles según el límite de la máquina virtual, la cantidad de recursos compartidos y la demanda estimada.

  • Cuando especifique las reservas para las máquinas virtuales, no confirme todos los recursos (deje al menos un 10 % sin reservar). A medida que acerca a la reserva total de la capacidad del sistema, se hace cada vez más difícil hacer cambios en las reservas y en la jerarquía del grupo de recursos sin infringir el control de admisión. En el clúster habilitado para DRS, las reservas que utilizan toda la capacidad del clúster o de hosts individuales del clúster pueden evitar que el DRS migre máquinas virtuales entre los hosts.

  • Si espera hacer cambios frecuentes en todos los recursos disponibles, utilice la opción Shares (Recursos compartidos) para asignar recursos de forma equitativa entre las máquinas virtuales. Si utiliza la opción Shares (Recursos compartidos) y actualiza el host, por ejemplo, cada máquina virtual permanece en la misma prioridad (mantiene la misma cantidad de recursos compartidos), a pesar de que cada recurso compartido representa una cantidad mayor de memoria, CPU o recursos de E/S de almacenamiento.