Para administrar los recursos debe tener en claro cuáles son sus objetivos.

Además de resolver la sobreasignación de recursos, la administración de recursos ayuda a lograr lo siguiente:

  • Aislamiento de rendimiento: impide que las máquinas virtuales monopolicen los recursos y garantiza tasas de servicio predecibles.

  • Utilización eficiente: explota los recursos subcomprometidos y sobrecomprometidos con una degradación estable.

  • Administración sencilla: controla la importancia relativa de las máquinas virtuales, proporciona una partición dinámica y flexible, y cumple con los acuerdos de nivel de servicio absolutos.