Es posible mejorar el rendimiento de las aplicaciones de una máquina virtual si se fijan sus CPU virtuales a los procesadores fijos. Esto permite evitar que las CPU virtuales migren en los nodos NUMA.

Procedimiento

  1. Busque la máquina virtual en el inventario de vSphere Web Client.
    1. Para buscar una máquina virtual, seleccione un centro de datos, una carpeta, un clúster, un grupo de recursos o un host.
    2. Haga clic en la pestaña Related Objects (Objetos relacionados) y en Virtual Machines (Máquinas virtuales).
  2. Haga clic con el botón derecho en la máquina virtual y, a continuación, haga clic en Edit Settings (Editar configuración).
  3. Seleccione la pestaña Virtual Hardware (Hardware virtual) y expanda la opción CPU.
  4. En Scheduling Affinity (Afinidad de programación), establezca la afinidad de CPU para los procesadores preferidos.
    Nota:

    Debe seleccionar manualmente todos los procesadores del nodo NUMA. La afinidad de CPU se especifica por procesador, no por nodo.