Las máquinas virtuales son consumidores de recursos.

La configuración predeterminada de recursos que se asigna durante la creación funciona bien en la mayoría de las máquinas. Posteriormente, es posible editar la configuración de la máquina virtual para asignar un porcentaje basado en los recursos compartidos de la capacidad total de CPU, memoria y E/S de almacenamiento del proveedor de recursos, o bien una reserva con garantía de la CPU y la memoria. Al encender esa máquina virtual, el servidor comprueba la cantidad de recursos sin reservar disponibles y permite el encendido únicamente si los recursos son suficientes. Este proceso se denomina control de admisión.

Un grupo de recursos es una abstracción lógica que permite una administración flexible de los recursos. Los grupos de recursos pueden agruparse en jerarquías y utilizarse para particionar jerárquicamente los recursos disponibles de CPU y de memoria. En consecuencia, los grupos de recursos pueden considerarse tanto proveedores como consumidores de recursos. No solo proporcionan recursos a los grupos de recursos secundarios y las máquinas virtuales, sino que también consumen recursos de sus elementos primarios. Consulte Administrar grupos de recursos.

Los hosts ESXi asignan a cada máquina virtual una porción de los recursos de hardware subyacentes en función de diversos factores:

  • Límites de recursos definidos por el usuario.

  • Total de recursos disponibles para el host ESXi (o el clúster).

  • Cantidad de máquinas virtuales encendidas y uso de los recursos por parte de esas máquinas virtuales.

  • Sobrecarga requerida para administrar la virtualización.