Los componentes de un entorno de vSphere vienen protegidos desde el inicio mediante una variedad de características, como certificados, autorización, un firewall en cada instancia de ESXi, acceso limitado, etc. La configuración predeterminada se puede modificar de varias maneras. Por ejemplo, se pueden establecer permisos en los objetos de vCenter, abrir puertos de firewall o cambiar los certificados predeterminados. Esto permite contar con la máxima flexibilidad en la protección de sistemas vCenter Server, hosts ESXi y máquinas virtuales.

La descripción general detallada de las diferentes áreas de vSphere que requieren atención permite planificar la estrategia de seguridad. También se pueden aprovechar los recursos de seguridad adicionales de vSphere disponibles en el sitio web de VMware.