Cuando una máquina virtual consume tantos recursos del host que las demás máquinas virtuales presentes en el host no pueden realizar sus respectivas funciones, es posible que se produzca una denegación de servicio (DoS). Para evitar que una máquina virtual provoque una DoS, use las características de administración de recursos del host, como los recursos compartidos de configuración y los grupos de recursos.

Por qué y cuándo se efectúa esta tarea

De forma predeterminada, todas las máquinas virtuales de un host ESXi comparten los recursos de forma equitativa. Puede utilizar los recursos compartidos y los grupos de recursos para evitar un ataque por denegación de servicio que haga que una máquina virtual consuma tantos recursos del host que las demás máquinas virtuales del mismo host no puedan realizar sus respectivas funciones.

No use los límites a menos que conozca por completo los efectos que tienen.

Procedimiento

  1. Aprovisione cada máquina virtual solo con los recursos (CPU y memoria) suficientes para que funcione de forma adecuada.
  2. Utilice los recursos compartidos para garantizar que las máquinas virtuales fundamentales tengan los recursos necesarios.
  3. Agrupe las máquinas virtuales con requisitos similares en grupos de recursos.
  4. En cada grupo de recursos, deje la opción de recursos compartidos con los valores predeterminados para que cada máquina virtual del grupo tenga aproximadamente la misma prioridad de recursos.

    Con esta configuración, una máquina virtual individual no puede usar más recursos que las demás máquinas virtuales del grupo de recursos.

Qué hacer a continuación

Consulte la documentación de Administración de recursos de vSphere para obtener información sobre recursos compartidos y límites.