Los volúmenes virtuales son encapsulaciones de archivos de máquinas virtuales, discos virtuales y sus derivados.

Los volúmenes virtuales se almacenan de manera nativa en un sistema de almacenamiento que está conectado a través de Ethernet o SAN. Un sistema de almacenamiento compatible los exporta como objetos y el hardware los administra completamente en el lado del almacenamiento. Por lo general, un GUID único identifica un volumen virtual. Los volúmenes virtuales no se aprovisionan previamente, sino que se crean automáticamente al realizar operaciones de administración de máquinas virtuales. Entre estas operaciones se encuentran la creación y la clonación de máquinas virtuales, además de la creación de instantáneas. ESXi y vCenter Server asocian uno o varios volúmenes virtuales con una máquina virtual. El sistema crea los siguientes tipos de volúmenes virtuales para los elementos principales que componen la máquina virtual:

  • Un volumen virtual de datos que se corresponde directamente con el archivo .vmdk de cada disco virtual. Al igual que los archivos de discos virtuales en almacenes de datos tradicionales, los volúmenes virtuales se presentan como discos SCSI ante las máquinas virtuales.

  • Un volumen virtual de configuración, o un directorio de inicio, representa un pequeño directorio que contiene archivos de metadatos para una máquina virtual. Entre los archivos se encuentran un archivo .vmx, archivos de descriptores para discos virtuales, archivos de registro, etc. El volumen virtual de configuración está formateado con un sistema de archivos. Cuando ESXi utiliza el protocolo SCSI para conectarse con el almacenamiento, los volúmenes virtuales de configuración se formatean con VMFS. Con el protocolo NFS, los volúmenes virtuales de configuración se presentan como un directorio NFS.

Pueden crearse volúmenes virtuales adicionales para otros componentes de máquina virtual y derivados de discos virtuales, como clones, instantáneas y réplicas. Estos volúmenes virtuales incluyen un volumen virtual de intercambio para alojar archivos de intercambio de máquinas virtuales y un volumen de memoria virtual para alojar el contenido de la memoria de la máquina virtual de una instantánea.

Al utilizar diferentes volúmenes virtuales para distintos componentes de la máquina virtual, es posible aplicar y manipular directivas de almacenamiento en el nivel de granularidad más fino. Por ejemplo, un volumen virtual que contenga un disco virtual puede tener un conjunto más completo de servicios de datos y niveles de rendimiento que el volumen virtual del disco de arranque de la máquina virtual. De manera similar, un volumen virtual de instantánea puede utilizar un nivel de almacenamiento diferente a comparación de un volumen virtual actual.